El “clamor” de los sufrientes perfora tu corazón

… el “clamor” de los sufrientes perfora tu corazón… eso que ahora oyes, ¿es simplemente “ruido”?… ¿qué es lo que oyes?, ¿no será el clamor del mundo que suplica una plegaria?, ¿no será el gemido sin fronteras que pide misericordia y que no lo sabe ni lo sospecha?… ¡tantos son los que ruegan sin saberlo!… la soledad y la angustia de tantos, en un mundo descompuesto y desacompasado, se expresan con terribles y dolorosísimas “inflamaciones”… como la “irritación” y la angustia de órganos sufrientes que claman piedad… hay una relación escondida y fecunda entre la gratuidad y el clamor que ruega piedad y misericordia… la gratuidad te ha de “revelar” la hondura del misterio y del cotidiano padecer… la gratuidad hace ofrenda del clamor, y el clamor se transforma en gratuidad… la #rosasinporqué no desoye el clamor de los sufrientes, la gratuidad la sensibiliza para una mayor compasión… ¿escuchas el clamor de tus hermanos o vives distraído en medio de tantos ruidos?, ¿eres capaz de compasión y misericordia?… (con el Evangelio de hoy, San Marcos 6,53-56)…