¿Cuál es “tu” camino?, ¿aún no lo sabes?

… ¿cuál es “tu” camino?, ¿aún no lo sabes?… tal vez te has detenido demasiado, aquí y allá, suponiendo que era necesario o conveniente resolver cuestiones colaterales… tentación de control o de dominio, siempre al acecho donde sea… pero el “camino” son las personas que te rodean, camino que sólo se descubre o se reconoce desde la gratuidad… cierra los ojos un momento y en paz, y mira… camino de la vida, camino del desierto, “desierto de Dios”, tejido admirable de oración escondida y atención a los hermanos desvalidos… recorre, una y otra vez, la bendición de este jardín sin fronteras, cuya belleza sobrepasa cualquier expresión o palabra, juicio o concepto… sigue, pues, sin desfallecer, aún hay hambrientos, sedientes, desnudos, enfermos, y prisioneros por doquier… sigue, bendito amigo y amiga de la rosa, hacia la aurora, aunque te sientas cansado… nadie puede quitar o disminuir el tesoro de gratuidad que portas… la #rosasinporqué descubre en cada hermano y en cada situación una oportunidad de gratuidad… ¿descubres en el hermano y en su circunstancia una oportunidad de gratuita caridad?, ¿te consideras un bendecido de Dios cuando puedes ayudar a alguien sin que te devuelva nada?… (con el Evangelio de hoy, San Mateo 25,31-46)…